El Parque Saburo Hirao realizó el Festival de la Piscucha este domingo, 13 de noviembre, con el fin de buscar la integración familiar en un lugar de sano esparcimiento y rescatar juegos tradicionales en el país.

El Parque Saburo Hirao realizó el Festival de la Piscucha este domingo, 13 de noviembre, con el fin de buscar la integración familiar en un lugar de sano esparcimiento y rescatar juegos tradicionales en el país.

Desde tempranas horas de la mañana, las familias llegaron al parque para que se les proporcionara material como varitas de madera, papel de china y pegamento, luego pasaron a las mesas de trabajo adonde el encargado del área de Comunicación del parque, Rafael Cañas, les dio una charla de cómo realizar las piscuchas.

Claudia Hernández, administradora del Saburo Hirao, manifestó: “Tenemos casi más de quince años de realizar esta actividad en el parque y se hace cada segundo domingo de noviembre. Se busca que no solo el niño participe sino que junto con su mamá, su papá y o con el familiar que los acompañen, y hacer una actividad en familia”.

Luego se dio paso a la premiación de las mejores cuatro piscuchas: las que tuvieran mayor creatividad y que volaran por mayor cantidad de tiempo. A ellos, los organizadores entregaron renos de navidad fabricados con madera de ramas caídas de los árboles del parque.

Alejandro Hernández, un padre de familia que llegó al evento, dijo: “Ha sido una actividad muy bonita, muy entretenida. Nos ha unido como familia y nos ayuda a compartir juntos”.

Durante toda el día, los niños disfrutaron de realizar sus propias piscuchas y luego de elevarlas al cielo. Hernández explicó que, los fines de semana, el parque recibe entre 150 a 300 personas.

conversaciones de facebook